In Recomendaciones

Con el verano y la llegada del calor muchas personas comienzan a sentir las molestias que provocan las consecuencias de una circulación deficiente. Piernas cansadas o más hinchadas de lo habitual, en respuesta a una inadecuada adaptación a los cambios bruscos de temperatura. Así, pueden llegar a aparecer varices o venas varicosas y  experimentarse molestias que anteriormente no existían. E incluso cuando se tienen antecedentes familiares de problemas circulatorios, es muy probable que los síntomas aumenten.

Todo ello es causado por una incorrecta circulación de la sangre. ¿Pero debemos resignarnos a sentir esas molestias durante el verano? NO.

La dieta es fundamental para evitar y revertir estos inconvenientes. También es muy importante realizar ejercicio físico habitualmente. Y, además, una técnica sencilla que puede ayudar,  es elevar levemente las piernas siempre que podamos (por ejemplo mientras estamos sentados o acostados).

En Mon Natural ponemos a tú disposición complementos dietéticos naturales, elaborados con una combinación de sustancias ricas en antioxidantes, capaces de ayudar a activar la circulación. Entre ellas podemos encontrar: el Ruscus, el Castaño de Indias, Mirtilo, Hammamelis, Ginkgo Biloba, Vid roja, Ciprés, etc.

Respecto a la dieta, debemos moderar el consumo de grasas saturadas y colesterol, ya que su exceso, tiende a adherirse a las paredes arteriales, dificultando el paso de la sangre.

Recommended Posts

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies